Atractivos

Santiago de Chiquitos, la penúltima misión fundada por los Jesuitas en 1754, se encuentra a 450 km. de Santa Cruz de la Sierra, y 22 km de Robore, el cual se accede vía asfalto por la carretera bioceánica, o en tren (estación Robore).

En Santiago, sus calles aún se mantienen de tierra y la arquitectura de las casas son de arquitectura con galerías y pilares de madera, construidas de tabique y adobe. Santiago tiene un clima agradable, y está a 600 metros sobre el nivel del mar.

Con 1.000 habitantes, Santiago de Chiquitos encanta a propios y extraños por ser una apacible comunidad que mantiene arraigadas sus costumbres y tradiciones.

santiago1

El pueblo cuenta con muchos atractivos turísticos. Para los principales atractivos naturales se recomienda ingresar SIEMPRE con la compañía de Guías Locales, que son formados por la Asociación de Guías de Turismo de Santiago de Chiquitos. Usted puede solicitar un guía vía la recepción del Hotel Boutique Beula.

 Principales atractivos turísticos

La Iglesia Misional Jesuítica

Pese a no ser declarada Patrimonio de la Humanidad en el 1992, la iglesia encierra gran belleza arquitectónica y piezas de la época misional. Esta iglesia es la única de todas las misiones, en que la pendiente es muy acentuada. Tiene tres campanas en su entrada, que vienen a ser las más antiguas en la Chiquitania y están colgadas con Güembé, corteza de un árbol que sirve como cuerda y que dura siglos. Estas campanas son tocadas únicamente en eventos importantes como la Fiesta Patronal del 25 de julio. Conserva una columna original en la entrada de la iglesia constituyendo el más elaborado diseño de una columna en Chiquitos.
Esta iglesia se quemó a principios de este siglo, fue reconstruida por sus pobladores, y se conserva en buenas condiciones, con la mística que tienen todos los centros religiosos levantados en la época jesuítica.

Santiago conserva como herencia misional el Apóstol Santiago, hecho de madera, capa de yeso forrado en pan de oro y su Cristo desarmable, tal como lo dejaron los jesuitas.

Museo de Arte Sacro

Aunque este museo está en organización y se encuentra ubicado en la parte posterior del colegio, en lo que fuera el convento de las Hermanas Angelinas; allí se encuentran objetos que son una verdadera obra de arte que datan del tiempo jesuítico, como manuscritos escritos en lengua chiquitana, imágenes hechas de nácar y mueblería.

santiago2

Miradores del Valle de Tucavaca: La Antesala del Cielo

Desde Santiago se recorre 2 km hasta la Gruta sobre el camino que va al Valle (es posible el acceso caminando o en vehículo). Desde este punto debe iniciarse la caminata de mediana dificultad y con una distancia de 700 metros en pendiente para llegar al Mirador Chico, desde donde se puede avistar gran parte del Valle de Tucavaca y admirar Santiago de Chiquitos y el bosque seco (para personas muy mayores o con dificultades para caminatas, se recomienda retornar desde este punto).

santiago3

Para llegar al Mirador Grande se debe continuar el ascenso en un recorrido de 900 metros; para llegar a una planicie impresionante con “Monolitos”, formaciones rocosas de más de 15 metros de altura y más de 360 millones de años que dan un espectáculo natural y el mejor sitio para admirar el Valle de Tucavaca. Los monolitos son también considerados los guardianes del pueblo.

santiago4

Los Arcos y Cuevas

Desde los miradores, para llegar a El Arco Grande se recorren 4.300 metros, pasando por tramos de bosque cerrado y pie de monte, además de cruzar algunos arroyos naturales que se constituyen en las nacientes de los ríos del Municipio. El paisaje es impresionante, y se puede visitar El Arco Chico y ver los BOTONES DEL ARCO que tanta belleza muestran.

El Arco:

santiago5

Siguiendo la caminata por esta sabana natural y adentrándose nuevamente en el bosque (1700 metros) se llega a LA Cueva de Miserandino, lugar donde habitó por años un ermitaño que forma parte de la historia de Santiago de Chiquitos. Aquí es posible ver pinturas rupestres que tratan de contar la historia de pueblos nómadas que estuvieron por estos sitios en algún momento.
Avanzando 600 metros más se llega al ingreso de Las Cuevas, cavernas naturales en piedra arenisca, registro único de este tipo de cuevas en Bolivia. Un lugar especial para adentrarse a las entrañas de la roca, con muy poca luz, con una corriente de agua en el suelo y mientras más ingresas, menos oxígeno y más aventura. Se recomienda a personas claustrofóbicas, no ingresar.

Las Cuevas:

santiago6

El retorno se debe realizar por el mismo sendero hasta el arco grande, y pudiendo realizar algunas variaciones desde este punto para llegar al pueblo.

La Colina, poza y caída de agua

Es un lugar atractivo con su caída de aguas cristalinas que se deslizan de una altura  de 30 a 40 cm, cuyas aguas se originan de un pequeño río que pasa por El Arco, formando un aljibe natural, en ese espacio tan seductor existen plantas que producen una fruta de nombre hiera de exquisito sabor. Además se pueden apreciar gigantescos helechos.

santiago7

Las Pozas

En el antiguo camino a Santiagoma y San Sabá, pasando Las Lajas; a 3 km de Santiago, se encuentra un singular lugar llamado las Pozas, formado por caídas de agua de hasta 15 metros y albercas naturales que invitan a refrescarse en estas aguas de temperatura agradable. Se le atribuye este nombre debido a que en el lugar existen pozas de distintos diámetros y variable profundidad que están en un excelente estado de conservación.

santiago8

Soledad

A 4,5km de Santiago, en el camino antiguo a Aguas Calientes a la altura de Las Lajas, se encuentra el lugar llamado “Soledad” con sus pozas de agua cristalina y de agradable temperatura. Se pueden apreciar formaciones rocosas esculpidas por el viento y por el agua, de roca arenisca con formas que para el buen observador tienen figuras parecidas a animales (zoomorfos) y humanos (antropomorfos), las más conocidas son El Búho y la Tortuga. Continuando el camino se encuentran piscinas naturales de aguas cristalinas que en época de lluvia son perfectas para nadar.

Pinturas Rupestres de Motacú

En una propiedad privada llamada San Juanama (10 Km) se ubican las pinturas rupestres de Motacú. Para llegar allí se realiza un agradable recorrido por la sabana natural (se puede hacer cabalgata en caballos o caminar). El hermoso paisaje y las rocas gigantescas esconden las bellas pinturas rupestres que reflejan la cosmovisión de las antiguas civilizaciones que habitaron o pasaron por la zona. Lugar ideal para observar las puestas de sol.